martes, 7 de junio de 2011

MAPAS GEOMORFOLÓGICOS, HERRAMIENTA TEMÁTICA BÁSICA PARA EL ORDENAMIENTO TERRITORIAL. También se emplean para el análisis de peligros geológicos.


Bilberto Zavala
                                                Dirección de Geología Ambiental y riesgo Geológico
                                                                              bzavala @ingemmet.gob.pe

  La geomorfología como ciencia independiente de la geología surge a finales del siglo XIX y se consolida a finales del siglo XX. En la década de los 70 incorporó los problemas relacionados a los procesos formadores del paisaje incluyendo movimientos en masa, procesos costeros y procesos hidrológicos, todos los cuales afectan a las poblaciones y a la infraestructura por lo que es fundamental la determinación de las geoformas existentes en un área o región.
  En el contexto nacional, las investigaciones sobre geomorfología han tenido poco desarrollo y su interés hasta hace dos décadas estuvo centrado en el estudio de cuencas hidrográficas (publicaciones de ONERN, INRENA e INGEMMET, a escala entre 1: 500,000 a 1:100,000). En los boletines de la carta geológica nacional , generalmente se muestra un contexto geomorfológico, diferenciando unidades morfoestructurales relacionadas a macro unidades de rango regional.
  En la determinación de procesos de cambio climático, el análisis de peligros geológicos y desastres, que incluyen los estudios vulcanológicos en el sur del país, la geomorfología ha sido y es empleada como una herramienta temática de utilidad básica para el análisis de estos procesos. Más aún en los intentos de zonificación ecológica económica (ZEE) en las regiones, el mapa geomorfológico constituye un elemento o variable de análisis, usado para la construcción de mapas de peligros geológicos, usos del territorio, vulnerabilidad de acuíferos, de patrimonio geológico, así como para los mapas de ubicación de obras de infraestructura (carreteras, empresas, vertederos de residuos sólidos, etc.), todos estos básicos para el ordenamiento del territorio (OT)
  Las unidades geomorfológicas en un contexto general están ligadas a diferentes procesos geológicos: sismo-tectónicos, gravitacionales, deposicionales y erosivos; volcánicos, etc., ocurridos a lo largo de su historia geológica. Se encuentran igualmente relacionados a diferentes climas que gobiernan el espacio geográfico (glaciaciones, anomalías climáticas), así como a la actividad antrópica. El origen de geoformas y paisajes actuales, están muy ligados al proceso del levantamiento andino (profundización y ensanchamiento de valles, erosión de zonas montañosas: superficie Puna), retiro paulatino de glaciares y procesos de deglaciación (morrenas y circos glaciares), levantamiento de zonas costeras (terrazas marinas), grandes movimientos en masa (avalanchas, aluviones, deslizamientos), actividad volcánica (productos volcánicos) y sísmica ocurrida durante el Plio-pleistoceno y la época actual u Holoceno.
  En los estudios de riesgo geológicos por Franjas transversales 1 al 4, elaborados por el INGEMMET, al sur del paralelo 10° Sur, se delimitaron grandes unidades geomorfológicas, debido a que ocupaban una gran área geográfica (Ej.: Planicie Costanera, Cordillera Occidental, Cordillera Oriental, Faja Subandina y Llano Amazónico en la franja IV), y se realizó la descripción de las unidades localizadas en cada una de estas (Ej. Colinas, zona de bofedales, mesetas, etc. Los mapas se presentan a escalas entre 1:500,000 a 1:750,000.
  A partir del año 2005, cuando se inició a trabajar por regiones, la cartografía geomorfológica y delimitación de unidades de relieve se basó en la conjugación de metodologías como la de levantamientos edafológicos y zonificación de tierras en Colombia (geoformas de carácter tectónico-degradacional y denudacional y aquellas asociadas a procesos de agradación, IGAC 2005); la cartografía geomorfológica de España e Italia, la cual da gran importancia a los procesos morfogenéticas (Pellegrini,2000) y en la utilización de colores estandarizados en Europa para las diferentes unidades geomorfológicas.
  Los mapas elaborados han sido desarrollados a escala de presentación 1:250,000, con mapeo de detalle a escala 1:100,000 (regiones Ancash, Huánuco y Ucayali). En la diferencia de unidades se consideran criterios de homogeneidad litológica, carácter estructural y la caracterización conceptual de aspectos del relieve en relación a la erosión o acumulación. Las geoformas se agrupan en tres tipos generales del relieve en función a su altura relativa: 1) montañas, colinas y lomeríos, 2 piedemontes y 3 planicies y depresiones. En cada una de ellas se detalla la pendiente del terreno litología, control estructural de las laderas, su asociación morfogenéticas (fluvial, aluvial, glacial, gravitacional, eólica, marina, lacustre) y su asociación a los peligros naturales.
  En aquellas regiones con cobertura glaciar, se diferencia zonas con fuerte o marcado retroceso o deglaciación reciente. La base topográfica utilizadas la Carta Nacional del Instituto Geográfico Nacional (IGN) a 1:100,000. La delimitación entre substrato rocoso y depósitos superficiales se basa en los límites de unidades geológicas diferenciadas en los cuadrángulos de la Carta Geológica Nacional (mapas a 1:100,000 o 1:50,000 actualizados). En estos mapas se dio énfasis en la diferenciación de depósitos de acumulación reciente, sobre todo de movimientos en masa identificados en campo, con ayuda de fotografías aéreas e imágenes satelitales Landsat y Aster.
  La difusión de esta información desarrollada en los últimos 10 años, integrándola en mapas regionales, es una tarea que viene desarrollando nuestra institución facilitando la información básica del medio físico para la ZEE y el OT a los gobiernos regionales y locales a escalas adecuadas para este fin.
  La Dirección de Geología Ambiental y Riesgo Geológico del INGEMMET, utiliza los mapas geomorfológicos como una de las variables principales para el análisis de susceptibilidad a los peligros geológicos. Es importante mencionar que ya se cuentan con mapas geomorfológicos a escala 1:250,000, de las regiones: Ancash, Huánuco, Ucayali, La Libertad. Lambayeque, Cajamarca, Amazonas, San Martín, Loreto, Piura y Tumbes. Este año se están preparando los mapas geomorfológicos de las regiones trabajados anteriormente por Franjas a escalas menores (1:500,00, 1:750,000 ), esperando concluir los mapas de las regiones: Lima, Pasco, Junín, Huancavelica, Ayacucho, Ica y Apurímac.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada